Pobreza y riqueza…

VIERNES, 13 DE MARZO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA


MEMORIA

Pobreza y percepción

Comparte esta nota

 12/03/2015 04:00
 Publicado por

En un libro editado recientemente por la Universidad Autónoma de Nuevo León, de nombre Comunicación: las tic y las nuevas sociedades, viene un estudio interesante encabezado por la maestra Alma Elena Gutiérrez Leyton –en colaboración con una lista de 6 estudiantes– llamado “La percepción de la pobreza por parte de los jóvenes universitarios de clase alta de una institución educativa privada del noreste de México”. La investigadora en 2011 se encontraba laborando para el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey impartiendo la asignatura de investigación y en ese contexto realizaron esta investigación. Efectuaron entrevista a profundidad a una muestra de 11 estudiantes de nivel socioeconómico “A/B”, pertenecientes a una universidad de la región noroeste del país, que pagan una colegiatura de alrededor de 12 mil dólares anuales,  seis varones y cinco mujeres, con el objeto de responder a tres preguntas de investigación: ¿cuál es la percepción de estos sujetos sobre el ámbito social?, ¿cuál sobre el cultural? y ¿cuáles son los derechos y oportunidades de los pobres? Desafortunadamente no puedo presentar en este espacio la diversidad de respuestas que las tres interrogantes generaron en los sujetos entrevistados, pero puedo realizar algunas aproximaciones.

Vale decir que el resultado de la investigación viene a confirmar lo que varios de los que hemos dado clases en instituciones como la que fue foco de este estudio vivimos de manera cotidiana.

Para empezar, parecen tener una disociación con la realidad en general del país. En el ámbito social, “… la pobreza ha existido desde los inicios de la humanidad –exponen los autores siguiendo los testimonios–. Siempre ha habido diferencia entre clases sociales, pero con el paso del tiempo esa diferencia ha empeorado. Se originó con el  nacimiento del intercambio comercial, el capitalismo y las ciudades, aunque también pudo haber sido una cuestión de decisiones personales: ‘Yo creo que en gran parte –dice uno de los entrevistados– es voluntad propia, y así creo que se originó. Ha de haber habido gente que tomaba riesgos y ahorraba, y otra gente que no, y por eso es que se hicieron pobres’”. La opinión de este joven no tiene nada de extraño, es un discurso que escuchamos con frecuencia en voz de políticos, gurús de la administración, la mercadotecnia y el pensamiento altamente efectivo y todos sus seguidores. Incluso, otro joven afirma que “La pobreza es fuente de mucha riqueza”, aspecto que como dicen los autores, se traduce en que “es necesario que haya pobres, pues su rol es mantener el sistema; ellos permiten que otros se sigan enriqueciendo”. Por otro lado, para algunos de estos jóvenes, los pobres son los que se ocupan de los trabajos más duros y “los que nadie quiere hacer”. “Tienes de todo tipo –según otra entrevistada–, hay gente que no hace nada para tratar de salir de su situación y, literal, lo único que hacen todo el día es pedir limosna. Y de ahí están otras personas que trabajan como empleadas, limpiando casas, cortando el pasto, cocinando”.

De hecho, los entrevistados colocan en este mismo costal a secretarias y choferes. Lo que se observa es que hay una percepción en verdad errónea de la pobreza y lo que hacen los “pobres”; incluso mencionan que no solo tienen su “propio mundo”, sino que, gracias a su pobreza, se ven siempre en la disyuntiva de delinquir o no, de corromperse o no.

No obstante, algunos de ellos piensan que no hay que excluirlos: “No, no los discrimino. Los trato como gente normal, que sean de clase… o sea, que sean pobres, no significa que tengan… no es como si tuvieran una discapacidad”. Aunque, según leemos en otros de sus comentarios y tal como puntualizan los autores, “lo peor de ser pobre es tener que limitarse”, como seguramente ellos no lo hacen. Es claro que, como mencioné líneas arriba, hay una disociación con la realidad, pero es en verdad preocupante el discurso hegemónico que se desprende de esta mentalidad.

Nuestro país ha sido construido en buena medida, a través de una idea de falso desarrollo y progreso fundamentado en la acumulación de capitales y la capacidad de compra que generan los mismos. Una persona es privilegiada si puede tener lo que quiera, y gastar lo que desee; de lo contrario es pobre y sin oportunidades.

Es obvio que para este pensamiento dominante los pobres lo son porque así lo eligieron, no porque se les han negado sistemáticamente las posibilidades de crecimiento, ni porque han entrado en una enorme espiral descendente donde el conocimiento, la formación y el trabajo son lo que menos importa.

Lo que hay que buscar, a como dé lugar, son los privilegios, cueste lo que cueste. Para colmo, lo que hay en el estudio y que he visto con muchos muchachos de instituciones “privilegiadas”, es que también ignoran –deliberadamente– cómo es que sus padres han obtenido sus fortunas, muchas seguramente a raíz de corruptelas, contubernios y malos manejos.

Espero que lo que opina una de las chicas deje de creerse verdad absoluta: “Vivimos en un mundo donde el dinero habla y entre más dinero tú tengas, más oportunidades académicas y laborales vas a tener”.

Preocupa que un joven piense esto, pro tiene lógica pues todo su entorno se lo ha inculcado.

Ellos serán nuestros próximos líderes, lo que es preocupante en verdad.

de israelleon

Niños y televisión en México

JUEVES, 05 DE MARZO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA
MEMORIA

Videoniños

 05/03/2015 04:00
 Publicado por
e2514efc12d4fe082fdc20ab2f336dc3_XL

Gabriel Sosa Platas / bienalderadio.info

Como si se fuera la confirmación de la premisa de Sartori en su Homovidens allá por los noventa del siglo pasado, el IFT realizó un estudio entre 2006 y 2014 para conocer los hábitos de consumo televisivo de niños y niñas de 6 a 12 años en diferentes ciudades del país.

Los resultados son en verdad preocupantes si es que nos los tomamos con la seriedad debida. No se trata solamente de saber qué es lo que ven los niños en sus tiempos libres a través de las pantallas televisivas, sino de proyectar el futuro que nos depara con esa niñez.

Gabriel Sosa Platas, en el análisis que hace sobre este estudio para su participación en Radio Educación del IMER –recogido en su portal–, dice que  “y luego de este estudio, que demostró lo que ya de alguna manera sabíamos con otros estudios o intuíamos, es decir, niños que ven mucha televisión, sobre todo telenovelas y reality shows, expuestos a un intenso bombardeo publicitario, y todo lo que implica en transmisión de valores, ideología, cultura en general, ¿qué hará el IFT? Poco en realidad”. Es un hecho que lo que atraerá completamente nuestra atención en los meses que corren, son los tiempos electorales que tienen los partidos políticos en la programación de las principales televisoras y radiodifusoras del país, la equidad con la que se presentan y los contenidos que habremos de ver; también que nos centraremos en los escándalos como los que protagoniza el Partido Verde en estos días que se dice víctima de una persecución; habrá muchos otros escándalos, pero poco nos preocuparemos por lo que los escuincles estén observando en la televisión.

El IFT poco hará, porque poco puede hacer como se verá más adelante. Lo que menos interesará será resolver el problema de fondo que conlleva semejante “formación” a través del televisor que tienen nuestros futuros adultos ciudadanos tomadores de decisiones.

De acuerdo al estudio, “telenovelas, reality shows, dramatizados unitarios, caricaturas y concursos son los géneros con mayor consumo de la audiencia infantil en México, con uno solo de estos dedicado a ellos”. Según los datos recopilados en 2014, los programas con mayor rating fueron las telenovelas, seguidas por los llamados reality shows, las caricaturas, los programas de concurso y hasta el lugar 19, los programas de corte cultural.

“El consumo de programas del público infantil no se limita a contenidos dirigidos a ellos; de los programas con mayor nivel de audiencia 42 por ciento son programas cuyo contenido no está producido para este segmento de la población, en específico telenovelas; el resto, en su mayoría son caricaturas”. Resulta cada vez más frecuente que los padres de familia literalmente le carguen a las escuelas primarias y a la televisión la formación de sus hijos; en ese escenario, podemos imaginar cuál será el futuro que tengamos siendo que de la televisión –concretamente de las telenovelas y realitys como Laura de América es de donde obtienen su formación axiológica. En las escuelas, inclusive en las universidades, ya empezamos a tener consecuencias graves de tantas décadas de desmovilización mediática.

Ya desde mi generación –la “X”, como nos denominaron en algún tiempo–, era muy común que los compañeros de la misma carrera en comunicación no consumieran una variedad más rica de programas televisivos; telenovelas, Hoy y Ventaneando eran la norma y en mucha menor medida los noticiarios. Por eso no extraña que mis contemporáneos no se sientan preocupados por semejantes números; muy por el contrario, les parece lo más normal.

Hoy las personas que tienen entre 35 y 55 son las personas que están en los espacios de toma de decisión… vale la pena preguntarse qué cosa es lo que vieron de pequeños. Por supuesto, somos la generación del Chavo del Ocho, de Quinceañera y Siempre en Domingo; de Jacobo Zabludovsky y López Dóriga y en menor medida Loret de Mola en Televisa, y de Javier Alatorre y Sergio Sarmiento en Televisión Azteca.

http://www.ift.org.mx/iftweb/wp-content/uploads/2015/02/estudio_ninos_110215V1.pdf

El Estudio

Los menos podríamos decir que hemos estado formados por Carmen Aristegui, por Javier Solórzano y por periodistas como Granados Chapa, Vicente Leñero y Julio Scherer. De hecho, somos pocos los que podemos decir que leemos el periódico todos los días y que tomamos decisiones informadas y comprometidas con el entorno.

Gabriel Sosa comenta en ese mismo espacio con respecto a las recomendaciones que hará el IFT a televisoras y autoridades competentes que “lo lamentable es que podría caerse en un vacío porque, finalmente, como en muchos otros asuntos, este exhorto o gestiones de promoción para producir más programas infantiles de calidad en la televisión, es voluntario, si así lo quieren Emilio Azcárraga o Ricardo Salinas, y además quienes dirigen las televisoras públicas en este país, cuyo compromiso con la población infantil, también, por los datos comentados, deja mucho que desear”.

Lo cierto es que no existe un compromiso de estas empresas con la sociedad mexicana sino con sus bolsillos, pues  “del análisis realizado en cuanto a la publicidad insertada en los espacios dedicados al público infantil –reporta el estudio–, se desprende que la categoría de chocolates/dulces/golosinas tuvo un decremento de 47.2 por ciento después de la entrada en vigor de la reforma de la Ley General de Salud, sin embargo es la segunda categoría con mayor número de inserciones publicitarias sólo después de los juegos y juguetes”. “Videoniños” tomando decisiones de adultos; eso es lo que tendremos.

de israelleon

Cine Mexicano y Birdman

JUEVES, 05 DE MARZO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA


MEMORIA

Cine mexicano

 26/02/2015 04:00
 Publicado por
 Sin Comentarios

Birdman1

Keaton / cinencuentro.com

El rotundo triunfo de la película Birdman (2014) del director Alejandro González Iñárritu y del fotógrafo Emmanuel Lubezki, ambos mexicanos, ha generado múltiples reacciones en nuestro país.

A varios días del acontecimiento, es pertinente hacer un alto para entender qué demonios está pasando. En otro espacio que tengo dedicado al cine, escribí sobre esta película: Hace unos días asistí al cine a ver Birdman (2014), puesta en escena–  filme que versa sobre un actor que se hizo famoso interpretando en Hollywood el papel de un héroe de cómic y que está intentando a como dé lugar granjearse un espacio entre la crema y nata de los actores de vena teatrera de Broadway en Nueva York, quizá una de las escenas más difíciles del teatro en el mundo y que lo mismo ha encumbrado estrellas, que las ha tirado.

Quien llega a Hollywood la puede hacer en el cine, pero quien se presenta en Broadway no solo la hace en el teatro, sino que a su vez dota de cierta seriedad a su carrera cinematográfica que hace que las academias lo o la consideren como candidato excelente para sus nominaciones.

Es en este marco que González Iñárritu nos presenta una pieza en donde a través del patetismo del personaje principal nos percatamos del mundillo desagradable que se cierne no solo sobre el cine –que permite que un actor lo tenga todo con un personaje y que a la par lo haga que se pierda enteramente en él sino en el teatro y la televisión.

Estupendamente actuada por Michael Keaton, quizá uno de los actores más subutilizados de Hollywood –en este mismo tenor pondría a Whillem Dafoe, Gary Oldman y Gabriel Byrne–, la película acaso representa la misma historia de Keaton, devorado en algún momento por su papel en las dos entregas de Batman por Tim Burton; en verdad hay momentos sublimes que no solo nos muestran sus enormes capacidades, sino que se adapta a la fisonomía que el mismo actor tiene”. Por supuesto, como lo comentó, Birdman es una abierta crítica de González Iñárritu al mismo mundo que ahora lo premia y que posiblemente más adelante lo excrete sin chistar.

Nada de eso escuché en las transmisiones del acto de la Academia, para ellos la trama y su profundo significado no tienen relevancia; la tiene, por el contrario, el puro hecho de que el director nació en México y la idea de que su triunfo “nos” lleva muy alto. El “nos” me suena a manada.

No sé qué ha sido peor, si la transmisión de canal 7, repleta de comentarios absurdos, chistes locales –una verdadera patada en los genitales– y referencias constantes a un nacionalismo trasnochado, o la andanada de mensajes en redes sociales en apoyo a “nuestro” cineasta, a “nuestro” cine y a la maravilla de ser “ganadores” de algo por fin.

De acuerdo a esto, México ya la hizo y podemos olvidarnos, al menos por unas semanas, de lo terrible de la situación que vivimos. El reconocimiento a González Iñárritu y a Lubezki me parece más que merecido: la película es estupenda, el guión es excelente y la dirección es realmente buena. Pero que consideremos que eso es cine mexicano y que nos representa, bueno, es sumamente discutible.

Toda la película fue hecha con dineros de Estados Unidos, filmada en territorio gabacho, con actores de Hollywood y colaboradores de esos estudios. En efecto, hay mexicanos en la producción, pero la película difícilmente representa nuestro cine. Sería tanto como decir que Los olvidados de Buñuel no es mexicana pues Buñuel era español. Colgarnos de un triunfo que han conseguido unos cuantos en otras latitudes es tan absurdo como si pensáramos que los argentinos están más cerca de dios porque el Papa es de esa nacionalidad.

De hecho, he de decir que hay películas mexicanas que no lo parecen, tanto por su temática, como por su factura, hechas ex profeso para no parecer películas mexicanas.

Me refiero concretamente a los mega churros Visitantes (2014), de Acán Coen, y Morgana (2012), de Ramón Obón, cine mexicano hecho a la gringa y que se convierte en la copia de la copia de la copia. La verdad es que esas películas, pese a estar hechas en México con todos los elementos, tienen muy poco de mexicano.

Pero a todo esto, como me he preguntado en muchas otras entregas, ¿qué significa ser mexicano?, ¿cuáles son las temáticas mexicanas? y por ende, ¿quién es un cineasta mexicano y cuál es el contenido idóneo para una película mexicana? Por supuesto, los prestidigitadores en ambas televisoras no se cuestionan estos rollos y se han dedicado a lucrar con la imagen del “Negro”, del “Chivo” y de su trabajo, que por cierto, nunca han apoyado realmente.

A mí me sorprende el enorme talento de los cineastas formados en nuestro país y que están haciendo de las suyas en el mercado estadounidense porque acá simplemente no hay industria cinematográfica; aunque me parece que todos ellos están perdiendo el tiempo, deberían hacer telenovelas; si no, pregúntenle a Angélica Rivera. Muy bien harían todos estos “chairos” adoradores del cine nacional en apoyar cuando hay películas nacionales en cartelera, aunque sean tan malas como las que comenté. Lo primero que habría que preguntarse es si realmente hay algo que podríamos llamar cine nacional y si estos personajes son representantes de eso, y de paso, aspirar junto con González Iñárritu, a que tengamos un mejor gobierno.

de israelleon

Historia de la Comunicación mediática mexicana…

VIERNES, 20 DE FEBRERO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA


MEMORIA

Historia de la comunicación

el-tigre-emilio-azcarraga-milmo-y-su-imperio-televisa-vmj-865-MLM4729397981_072013-O
El libro / revistareplicante.com

 19/02/2015 04:00
 Publicado por

En recientes fechas me encuentro en un trance por encontrar algún texto que pueda detallar la historia de los medios de comunicación en México durante el siglo XX y parte del presente siglo. La verdad es que no he encontrado nada como lo que busco, aunque sé que existen desde hace años los trabajos de Florence Toussaint, de Javier Esteinou, de Fátima Fernández o de Raúl Fuentes Navarro; no obstante, como dice este último en el libro La Comunicación en México, una Agenda de Investigación, “el cultivo de la ‘historia de la comunicación’ en su sentido más amplio, como análisis de los orígenes, desarrollo y estructuración de los sistemas y los proyectos sociales de ‘comunicación’, y de su investigación y enseñanza como prácticas sociales institucionalizadas, es decir, también históricamente situadas, es todavía extremadamente incipiente en México, en comparación con otros países”. En efecto, los textos se han focalizado en la historia del cine o del periodismo principalmente, y de la radio y la televisión en menor medida, pero no en el enorme trabajo de sistematizar fuentes, archivos y contrastarlos con otros textos para generar esa “Historia de los Medios de Comunicación en México”, así, con mayúsculas. Por supuesto, será difícil, pues muchos historiadores no ven en la comunicación esa “gran” historia, sino simples anécdotas; y por parte de los comunicólogos, bueno, con poca fortuna he de decir que su formación es bastante endeble por lo que requerirían un esfuerzo mucho mayor tanto para aprender las artes de la historiografía como para en verdad trascender la mentalidad periodística y publicitaria del mero acontecimiento y llegar a comprender el fenómeno con toda su amplitud diacrónica.

Hoy nos sorprende lo que sucede con la Reforma en Telecomunicaciones, su legislación secundaria, y los acontecimientos recientes que empiezan a hacernos notar la realidad de la reforma. Como reporta Jenaro Villamil en el semanario Proceso (nº 1994) “La tensión ha crecido –en el sector de telecomunicaciones– porque en menos de un año Grupo Televisa pasó de ser un monopolio en televisión abierta (tiene 68 por ciento de las frecuencias) a ser el monopolio en televisión restringida  (66 por ciento de los suscriptores). Es la única empresa con capacidad para controlar el mercado de contenidos y de redes triple play (telefonía, internet y video restringido)”. A su vez, Villamil denuncia la generación de un artículo transitorio, el número 9, que permitiría que Televisa no deba notificar al “IFT la compra o concentraciones de nuevas empresas en el sector de telecomunicaciones, a pesar de ser considerado un ‘agente económico preponderante’ en el sector de radiodifusión”. No se requiere mucho para ver que los dados están cargados a favor de la televisora y que existe una relación estrecha entre empresa y Estado. Lo interesante será cómo se hará la revisión histórica de semejante fenómeno.

Para Fuentes, en el mismo texto que cité arriba, existen tres paradigmas de estudios históricos sobre la televisión en México: aquellos que hacen historias heroicas, otras que plantean la simbiosis entre empresarios y Estado y las otras que presentan un enfoque “multicausal” como lo hace, según Fuentes, el libro El Tigre de Andrew Paxman y de Claudia Fernández en su primera edición de 2000. A este respecto, encontré una crítica que le hace Eduardo Mejía en Letras Libres en ese mismo año en la que argumenta que el libro tiene varias inconsistencias entre las que se encuentra que no le dan su lugar a Valentín Pimstein o a Ernesto Alonso. No abordaré en este espacio las demás críticas que realiza Mejía al libro, ni la controversia que siguió; sólo diré que me parece que una historia de la televisión o la radio tendría que ser sin duda crítica, donde no sólo se colocarían a los actores y a sus obras, sino su participación política, social y económica. El que exista o no la presencia de Pimstein o de Alonso en una historia de la televisión debe depender de estas premisas y no de una apología a sus “contribuciones” a la historia mediática en el país. Lo mismo sucede con Chespirito, terrible remedo de comediante elevado a prócer de la patria, o de Jacobo Zabludovsky, otrora difusor de agenda gubernamental y hoy que está fuera de Televisa, adalid de la verdad y el periodismo comprometido.

hqdefault

24 Horas y el poder / i.ytimg.com

Tanto los estudiosos de la comunicación como los historiadores están llamados a emprender estos estudios, pues como dice Immanuel Wallerstein citado en el texto de Fuentes, “…todas las descripciones útiles de la realidad social son necesariamente al mismo tiempo ‘históricas’ (esto es que toman en cuenta no sólo la especificidad de una situación sino los continuos e interminables cambios tanto en las estructuras bajo estudio como en las estructuras de sus entornos) y ‘científico–sociales’ (es decir, que buscan explicaciones estructurales de la larga duración, explicaciones que, sin embargo, ni son ni pueden ser eternas)”. Quizá sea por ello que no ha surgido esa enorme obra que pretenda conglomerar en sus páginas la historia de los medios en México, porque no se ha comprendido del todo la enorme importancia de entender su indubitable influencia en la vida de México, tanto para bien como para mal, tanto para explicar la cultura a la que pertenecen y le dan lógica, como los fines que persiguen aquellos que los emplean como distractores. Tiene lógica que no se haya hecho ese libro.

de israelleon

Nuevas televisoras

VIERNES, 20 DE FEBRERO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA


MEMORIA

Nuevas televisoras

 12/02/2015 04:00
 Publicado por

Hace unos días Javier Solórzano entrevistó en su espacio noticioso del canal Once a Gabriel Sosa Platas, especialista de la Universidad Autónoma Metropolitana en temas de Telecomunicaciones, medios y defensoría de audiencias. Su presencia en el programa tuvo que ver directamente con la renuncia del hoy finado Mario Vázquez Raña a participar en la licitación para otorgar las dos nuevas concesiones para cadenas de televisión abierta, ambas privadas. Como quedó publicado en el Diario Oficial de la Federación el pasado 7 de marzo de 2014, se convocó a “Concesionar el uso, aprovechamiento y explotación comercial de canales de transmisión para la prestación del servicio público de televisión radiodifundida digital, a efecto de formar dos cadenas nacionales en los Estados Unidos Mexicanos, por un plazo de 20 (veinte) años”. Posterior a esta información, se incluye una larga lista de canales que estarían transmitiendo la programación desde estas dos cadenas a nivel nacional. De acuerdo a lo que comentó Sosa Platas, quedarían ahora el hermano de Mario, Olegario Vázquez Raña, también dueño de medios diversos como Cadena Tres, Grupo Imagen, Excélsior y Excélsior TV., entre otros. También quedó en la carrera el Grupo Radio Centro, del empresario Francisco Aguirre, cuya fortuna –mucho menos abundante que la de los otros dos mencionados– le garantiza poco con respecto a la licitación. Del análisis del especialista comprendemos dos cosas que están por venir: la primera, es que quizá Vázquez Raña ganaría ambas cadenas, por lo que sería después de Azcárraga y de Salinas Pliego, el tercer magnate televisivo en nuestro país. La segunda, que estas empresas tardarían hasta cinco años en recuperar algo de lo invertido, lo que sin duda nos lleva a pensar que su programación, fuera de constituir una competencia cualitativa contra las otras dos empresas, planteará una competencia en el mismo nivel para poder concursar por los recursos que les puedan brindar los anunciantes. Es decir, que tendrán que generar una programación si no igual, muy similar a la de las otras para ganar el favor de las agencias de publicidad: más telenovelas, más “’Lauras’ de América” y más “Viva la Alegría”, “Hoy” y “Sabadazos”…

Por si no fuera suficiente el panorama que estamos observando con respecto a esta nueva “competencia” televisiva, Sosa Platas llama la atención sobre otro punto importante: el apagón analógico y sus consecuencias para la televisión abierta, los viejos concesionarios y los nuevos, lo mismo que el dispendio público, el beneficio político electoral y la huella ecológica resultantes del programa de actualización de televisores digitales para grupos vulnerables. En su columna en el diario El Universal del 8 de diciembre de 2014, Sosa Platas mencionó: “El cambio tecnológico de la tv analógica a la tv digital terrestre (TDT) es también una transición fallida en México. Opacidad, desinformación, derroche de recursos, falta de planeación, daño ecológico y clientelismo político en respuesta a los bajos niveles de aprobación del gobierno federal, caracteriza la “política” de entrega de 13.8 millones de televisores digitales en los hogares que reciben apoyos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol). (…) Frente a este panorama, no hay certeza si se cumplirá con el objetivo de llevar a cabo el apagón analógico de la tv el 31 de diciembre de 2015, como lo mandata la Constitución. Por supuesto que aún se puede corregir el rumbo, pero hay daños irreparables, entre éstos el dispendio multimillonario, superior a los 30 mil millones de pesos, que implicará esta transición en un país cuyo gobierno parece definir prioridades en función de intereses políticos y no bajo la lógica del beneficio social y el uso racional de los recursos”. Nada raro. De hecho, pese a que le quitaron ya a las cajas de los aparatos la leyenda “Mover a México”, slogan del gobierno federal y a que  seguramente se cuenta con la leyenda de “Este programa es público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en el programa”, tanto la Federación como los gobiernos locales están aprovechando este programa para jalar votos en las elecciones de este año; la tentación es gigantesca. De hecho, se plantea ahora el problema de que con la reducción presupuestal anunciada por el gobierno federal, ya no es pertinente la entrega de los televisores, sino de convertidores, lo que saldría mucho más barato.

Ambos, tanto Solórzano como Sosa Platas, dejaron entrever en la entrevista que las presiones de las televisoras para garantizar que su programación sea vista por todos los mexicanos ha redundado en este problema que linda con el absurdo. Cuando supe que habría que tener un televisor distinto o un convertidor para poder ver la televisión abierta, me indignó la mera idea de que por decreto el consumidor debía comprar tecnología. Lo que no preví fue que el gobierno, como en uno de los rescates carreteros, habría de asumir la compra de esos aparatos –con nuestros impuestos, claro está–, no las televisoras que son las principales interesadas. ¿Contubernio entre medios y poder? ¡No, para nada! Y para los mexicanos de cualquier nivel, mientras tengan su “La Voz México” o su “Netflix”, se puede vivir en este mundo. Vaya consuelo.

de israelleon

Códices de México, la exposición…

JUEVES, 05 DE FEBRERO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA


Códices

 05/02/2015 04:00
 Publicado por

IMG0002
Fragmento del Boturini / descarga en el micrositio de la exposición (http://www.codices.inah.gob.mx/)
El domingo pasado fue el último día para disfrutar en el Museo Nacional de Antropología la exposición Códices de México, Memorias y Saberes, donde desde septiembre del año pasado se exhibieron diversidad de documentos elaborados por pueblos indígenas en el pasado prehispánico, en los años de la Colonia y los primeros del México independiente y que se encuentran resguardados en la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia. Los documentos que varían tanto en formato, como en respaldo –papel amate, papel de fibra de maguey, piel, tela de algodón o papel europeo–, dan cuenta de genealogías, viajes sagrados y mitos de origen, calendarios, tributos, catecismos y libros de oración, entre otras temáticas. De acuerdo con Joaquín Galarza en un texto publicado en 1997 en la revistaArqueología Mexicana, “desde épocas muy remotas, se fijaron en esos manuscritos los conocimientos de los antiguos pueblos; por ello, la información registrada en los códices es de la mayor importancia: gracias a sus múltiples contenidos temáticos, podemos saber directamente acerca de sus logros y avances culturales y científicos, creencias religiosas, ritos y ceremonias, historia, genealogías y alianzas de los señores, nociones geográficas, sistema económico, cronología, etcétera. En ellos se encuentran plasmados todos los antiguos temas derivados de la tradición indígena, antes de la llegada de los españoles, y los nuevos temas aportados por estos últimos, como la religión cristiana, los problemas económicos y sociales originados por el contacto y la vida indígena en el periodo de la Colonia. Los códices se siguieron produciendo hasta el siglo XVIII, después de la Conquista”. En efecto, tal como lo menciona Galarza, en la exposición pudimos observar todas estas temáticas en códices que se encuentran en nuestro país; empero, quizá faltaron los que se encuentran en otras latitudes, muchos de los cuales son prehispánicos, como el Borgia, el Madrid o el Dresde, entre otros.

De hecho, de la zona maya sólo se expusieron el Chilam Balam de Ixil –del que existe una excelente edición facsimilar a cargo de Laura Caso Barrera– y el de Tizimin, ambos documentos coloniales que exhiben parte del conocimiento maya colonial y que, tal cual comenté en un ensayo para la revista del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Autónoma de Hidalgo, “son medios de transmisión de la memoria de la cultura que preservan y difunden conocimientos –como los calendarios, lenguajes cifrados y concepciones de poder, del hombre y diversos símbolos que pudieran estar relacionados– y estructuras de pensamiento –como el pensamiento cíclico– que de otra manera difícilmente conoceríamos”. En el acervo aquí presentado, se encuentran documentos de múltiples regiones del país como Oaxaca, el Altiplano Central –México, Puebla–Tlaxcala y sus alrededores–, la Península de Yucatán, como se ha visto, la región otomí de Hidalgo, mazateca del estado de México, Guerrero, Morelos, Michoacán… la riqueza del acervo y de la exposición son envidiables. Vale decir que tener frente a los ojos el Códice de laPeregrinación, también llamado Boturini es un auténtico gozo; lo mismo, el Lienzo de Tlaxcala, o las diversas Genealogías entre las que destacaría el Códice García Granados donde aparece un “nopal genealógico”, prodigiosa ironía para callar boca a los creadores del meme “eres tan corriente que tu árbol genealógico es un nopal” y a los palurdos que lo diseminan sintiéndose bien europeos… sí, nopal y a mucha honra… He decir que disfruté mucho también el Catecismo Gómez de Orozco en náhuatl y el Libro de Oraciones en lengua mazahua.

0020r

Fragmento del Chilam Balam de Ixil / descarga en el micrositio de la exposición (http://www.codices.inah.gob.mx/)

El INAH reporta en su portal que más de 300 mil personas presenciaron la muestra en los meses que duró en el museo, afluencia impensable para una exposición sea cual sea la temática. Pese a que celebro la enorme cantidad de visitantes que se recibieron, valdría la pena analizar cómo se llevó a cabo esa visita, cuáles fueron los intereses de los visitantes y qué impacto real causó en ellos. Se veía de todo: estudiantes de cualesquier nivel haciendo anotaciones; visitantes de ocasión que nomás van a fisgar; visitantes asiduos del museo; señoras copetudas de Polanco que van porque es lo “inn” y furris de la Candelaria de los Patos “pos nomás pa’ que no les cuenten”. Escuché un popurrí de comentarios a lo largo de la exposición: “¿y los extraterrestres?, ¿dónde están?”; “¿viste?, –diría una señora harto copetuda y esteta amateur– no tenían sentido de la perspectiva”; “es sorprendente lo que han durado hijo –una madre en tono erudito a su hijo–, ¡tienen miles de años!”; “el trazo desde la llegada de los españoles es más fino, el anterior es más burdo, mira… –dirá otro erudito”. Como sea, sorprende la pertinencia de la exposición lo mismo que el excelente trabajo de los organizadores, de los vigilantes– que con paciencia reconvenían a todos los que tomaban fotos sabiendo que no debían hacerlo y a los que se recargaban en las vitrinas con riesgo de romper el cristal y dañar el invaluable documento que estaba ahí. Siempre viene bien comprender nuestra memoria y los instrumentos de los que se han valido nuestros pueblos para registrarla y esta exposición conjuntó una inaudita y quizá irrepetible muestra de ellos. Celebro haber alcanzado a verla.

de israelleon

El Registro de Cuauhtémoc

JUEVES, 29 DE ENERO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA

Cuauhtemiña

 29/01/2015 04:00
 Publicado por

Cuauhtémoc-Blanco

La Cuauhtemiña / conurbados.com


En un lejano 2 de octubre de 2009 escribí para esta casa editorial un artículo donde analizaba el caso de Juanito, ese candidato dicharachero que aprovechó el PRD para ganar el gobierno de la Delegación Iztapalapa en el Distrito Federal, y que una vez ya con el acta de mayoría, declinaría a favor de otra persona aduciendo problemas de salud. En aquel año escribí: “El ridículo, el desparpajo y una supuesta empatía con el populacho resulta ser la tónica de este interesante personaje; sin embargo, lo más preocupante es que no es el único, estaríamos hablando quizá que es la tónica de nuestros representantes en la época actual. Más allá de entrar en la discusión de si se trata de un líder o no, habría que tratar de entender las razones del que se haya convertido en uno. Lo que es más, habría que entrar a la discusión de la forma en que un asunto tan complejo como la identidad termina beneficiando a semejantes farsantes”. Hoy Juanito ya no figura en el menú del imaginario popular, pero ha sido recientemente sustituido por otro personaje que si bien no necesariamente se encuentra en las mismas circunstancias, ahora es aprovechado por un partido político para poder obtener los votos suficientes y seguir contando con el registro. Nos referimos, claro está, a Cuauhtémoc Blanco, insigne futbolista según muchos y un auténtico vividor según otros. Hoy, habrá quien cante las mieles de Blanco a partir del recuerdo de glorias pasadas y su más reciente actuación en el Puebla a sus 42 años; según otros que dicen entender mucho de fut, Blanco es un líder nato que ha llevado a muchos equipos a la grandeza y que ahora indudablemente se convierte en el pilar de sus compañeros en equipos que requieren no solo ser apuntalados sino llevados a mejores circunstancias. Bien, más allá de que lo creamos o no, lo que es una realidad es que elCuauh no tiene dotes de político y su ideología ha brillado por su ausencia –ya no digamos su agudeza en el análisis de temas políticos y contemporáneos del país– por lo que sorprende sobre manera su designación como contendiente a la alcaldía de Cuernavaca por el Partido Social Demócrata. Se trata sin duda de una de las sorpresas más grandes que nos depara este año electoral –que se añade a las posibles candidaturas de Kiko y deLagrimita también para ediles– y no es descabellado pensar que ganará hartos votos. Televisa ahora comprará presidencias municipales a destajo.

Como lo dije en ese espacio en 2009 con respecto a Juanito, “me queda claro que la indolencia con la que actuamos ante todo lo que nos rodea es de larga tradición y quizá, eso nos identifica más que el escudo nacional. Mientras tratamos de dirimir este asunto, lo cierto es que este tipo de malandrines siguen entrando y saliendo de la vida pública sin que haya manifestaciones de rechazo importantes por parte de la ciudadanía; Fox es el ejemplo más claro: dicharachero, bien guadalupano, ignorante y más preocupado por la anulación de su matrimonio que por los destinos del país”. Lo que será la norma en esta elección, como en muchas anteriores, será la distracción a través de escándalos como los que seguramente protagonizará Blanco. De hecho, ya circula en la red un video que fue elaborado por alguien que aparentemente se está pitorreando de Blanco, pero que indudablemente abona desde ya a su campaña y que fue publicado por los portales de El Sopitas y de TV Notas. Falso o no, la verdad es que es muy cercano a la campaña que tendrá el futbolista: explotarán sus logros futbolísticos, su cercanía con el pueblo –lo que supuestamente garantiza su empatía y el conocimiento de las problemáticas sociales más apremiantes– y su liderazgo a toda prueba. ¿Les suena conocido? En efecto, es justo lo que ha hecho Televisa cada vez que Blanco ha estado en la selección, o en una telenovela, o como comentarista para el mundial de Brasil del año pasado. Se trata de un producto que vende zapatos deportivos, bebidas azucaradas y ahora votos. Y como lo dije en ese momento, no tienen la culpa ni los publicistas, ni el partido político ni las televisoras; nosotros la tenemos como sociedad al permitir semejante dislate.

juanito-superestrella_20091005011452

Juanito Súperstar / Chilango.com

Lo peor del caso es que los acontecimientos recientes nos han hecho ver que a las presidencias municipales puede llegar cualquiera y que Blanco es el menor de los males. Recordemos el caso de Abarca en Iguala o de José Ricardo Gallardo Cardona, caco presidente municipal de Soledad de Graciano Sánchez en San Luis Potosí que ostentaba propiedades hasta por 33 millones de pesos, coches de lujo y joyas; y qué decir de todos aquellos a lo largo y ancho del país acusados de peculado, asociación delictuosa, asesinato, tráfico de influencias y todas esas linduras que hemos constatado día con día. Y claro, no hay partido que se salve pues todos tienen personajes incómodos que lamentar. Que tengamos un candidato que quizá no tenga idea de lo que hace y cuya ingenuidad linda con el cinismo, es un consuelo absurdo. Culminé el artículo en 2009 de esta manera: “Su imagen quedará como una anécdota que cuando ancianos contaremos a nuestros nietos para pasar una velada divertida, entre chistes colorados e historias chuscas. Generalmente empezarán como ‘¿te acuerdas de Juanito?, sí, el carnal ése que entregó el cargo, ése del bien decir y bien actuar…’” Antes todos fuimos Juanito y ahora todos seremos Cuauh… y claro, los partidos harán su Cuauhtemiña al celebrar el gol que nos meterán allá “donde las arañas tejen su nideeeeee…”

de israelleon

Ni Charlie Hebdo ni Estado Islámico

VIERNES, 23 DE ENERO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA


Islamófobos

 22/01/2015 04:00
 Publicado por

bjmir4cbrhsrfdwzxiux

Imágenes controversiales / i.kinja-img.com


Una ciudadana francesa, según recoge el diario español El País en su edición del domingo 11 de enero, comenta sobre los musulmanes en el barrio de la periferia parisina donde habitaba Cherif Kouachi, uno de los hermanos que en días pasados atentaron contra el semanario Charlie Hebdo: “‘Los jóvenes –musulmanes– son amables con nosotros, pero no sabemos qué hacen cuando no los vemos. El riesgo cero no existe’, sostiene. Dice que esta semana hay algo que ha cambiado. ‘Cuando veo a una vecina con el velo integral, me sorprendo teniendo miedo. Y no me gusta sentir eso. Me pregunto quién habrá debajo de ese velo. Sé que hay un ser humano, ¿pero de qué tipo?’”. Semejante declaración, fuera de contexto, pudiera sonar verdaderamente racista y xenófob, y pese a que pudiéramos justificarla por los atentados, sus dudas son resultado de un evidente endurecimiento de las relaciones de la sociedad europea con sus comunidades musulmanas. Lo que es más, habría que decir que esos grupos venidos de Oriente Medio, de África, de Europa del Este y de Asia, que han migrado a Europa occidental y que se han integrado en la economía de esos países para paliar el enorme problema de la base impositiva que garantice las pensiones, se han integrado accidentadamente a la sociedad, una que los requiere como obreros pero que los rechaza como una amenaza.

En ese mismo diario español, pero en su edición del 13 de marzo, se reportó que “al movimiento islamófobo alemán Pegida (Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente) le han salido vástagos en más de una decena de países europeos, entre ellos Austria, Bulgaria, Holanda, Noruega, Italia, Francia, Dinamarca y Suiza. Se han creado cuentas en las redes sociales con esa marca en varios países europeos, también en España, donde habían convocado para ayer una concentración en Madrid, frente a la mezquita de la M30, que se desconvocó en Twitter (tiene 725 seguidores) al no haber sido autorizada por la Delegación del Gobierno. La cuenta de Pegida España mostraba un mapa con las decenas de grupos creados con esa denominación en diversos países europeos”. Lo que surge a la superficie, a raíz de los atentados, son los profundos sentimientos xenófobos y racistas que todavía perviven en Europa, la misma de la globalización y los acuerdos regionales. Está más que visto que esa aldea global es más aldea que global. Justo hace unos días, la última portada del semanario Charlie Hebdo se volvió a burlar de Mahoma y provocó en el mundo musulmán protestas enconadas y llamó especialmente la atención aquella de los Chechenos en Rusia. Podemos decir bastante con respecto al semanario que se ha burlado de todo y de todos; podemos justificar su accionar a través de argumentos en pro de los valores occidentales como la libertad de expresión; podemos también condenarlos a ellos y a toda la sociedad europea que hoy busca instalar controles de todo tipo por su pensamiento colonialista, xenófobo y racista. Nada hay que justifique un atentado como el que vivieron los miembros del semanario o los clientes judíos en ese supermercado de París. Pero valdría la pena cuestionarse si la relación vertical que opera entre el mundo occidental y el Islam ha sido sana y si hoy, en pleno siglo XXI es de respeto. Nos sobran ejemplos claros de lo contrario.

pakistan-charlie

Protestas en Pakistán / pulsoslp.com.mx

Lo que alarma a estos gobiernos es la enorme afluencia de jóvenes europeos que se suman a los yihadistas. Según esa misma edición   el ministerio del interior galo afirma que “más de mil 400 franceses se han enrolado como yihadistas en Siria e Irak. Entre 200 y 300, calcula, han regresado, lo que les convierte en la principal amenaza”. No obstante, más allá de fundamentalismos y hechos de sangre como los que se vivieron en Francia, hay que decir que poco tienen que agradecerle los musulmanes a Occidente, pues a lo largo de muchos años ellos han sufrido expolio tras expolio. De hecho, prevalece un pensamiento colonialista ilustrado al referirse al otro, en este caso el musulmán, como lo hizo en su momento en el siglo XVIII William Robertson, historiador inglés citado por David Brading en su Los Orígenes del Nacionalismo Mexicano cuando se refería a los habitantes de América:  “(… ) por la influencia enervante de un clima sofocante, por el rigor de un gobierno celoso y por la desesperación de alcanzar esa distinción a la que aspira naturalmente la humanidad, el vigor de su mente está tan totalmente destruido que. gran parte de ellos pasa la vida en satisfacciones lujuriosas mezcladas dentro de una superstición vulgar todavía más degradante”. Por supuesto, hoy todavía escuchamos esos determinismos climáticos absurdos, aquellos de raza y religión que tanto gustan europeos y norteamericanos espetarnos desde la suficiencia de su propia “modernidad” y “superioridad tecnológica”. Es un hecho que tales manifestaciones justifican acciones de control desmedido contra la población musulmana que se ha visto atacada recientemente… y como sólo se han atacado mezquitas sin que haya víctimas mortales, bueno, todo está bien. Es urgente que se desarrollen relaciones de igualdad entre las diferentes religiones y orígenes étnicos en Europa; de lo contrario, tales tensiones llevarán al mundo del Islam tan afectado por sus propias diferencias, a unificarse en contra de la intolerancia y franco desprecio de Europa, Estados Unidos y sus aliados. Es mentira que todos sean Charlie, y que todos sean Estado Islámico. El mundo no está para intolerancias.

de israelleon

Gobierno y televisoras

JUEVES, 15 DE ENERO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA


Telegobierno

 15/01/2015 04:00
 Publicado por

anahi-manuel-beso--z
Estulticia total / mx.hola.com
Allá por junio de 2012 en el entorno de las elecciones federales en que Peña Nieto fue electo presidente, escribí con respecto a la discusión que generaba en la campaña el contubernio entre el poder y los medios de comunicación: “En un balance, he de decir que se trata de las elecciones que más me han emocionado en los últimos años, debido a la resistencia aguerrida de los estudiantes y los jóvenes en general para hipotecar su futuro de manera silenciosa, lo mismo que de algunos medios que han decidido no ceder ante la sugerente y seductora posibilidad que brinda el darle el pase mágico al candidato “puntero” en busca del “vellocino de oro”, borrando perniciosamente de su faz, trayectoria y gobierno, toda traza de sospechoso latrocinio, corrupción y estulticia. Difícil labor cuando ni el puntero ni sus colegas se dejan ayudar y mucho menos cuando vemos escándalos interesantes como el de Chiapas y el juego caprichoso de la televisora del Ajusco al comprarse un gobernador en la figura del candidato del Verde–PRI, como ha denunciado Sergio Aguayo; o que The Economist afirma que en nuestro país se podrían comprar líneas editoriales de medios impresos y televisoras como dice Leonardo Curzio; o como nos recuerda María Amparo Casar las primeras planas de los diarios de la OEM de Vázquez Raña un día después de la visita de Peña Nieto a la Ibero, diciendo que le fue poco más que súper nice, nada más fuera de la realidad; o como remata Lorenzo Meyer en el mismo programa de Primer Planode este lunes: si Tv Azteca se quiere comprar un Estado, Televisa se quiere comprar un país”. Hoy vemos que todas estas afirmaciones se ven reflejadas en una pasmosa realidad que ha quedado patente en los escándalos de las casas millonarias y de los beneficios al duopolio vía la reforma en telecomunicaciones: se compraron estados y país.

En 2015, año en que se cumplirán los tres primeros años del gobierno peñista, estamos obligados a retomar el análisis porque no podemos caer en la ingenuidad de creer que el modelo aplicado en 2012 no puede repetirse. Por el contrario, los operadores del sistema saben que gracias al limbo en que se encuentra la población mexicana, perfectamente nos pueden volver a vender otra pareja presidencial de telenovela, su millonaria casa y las portadas en las revistas de “jet set” sin que la sociedad en su conjunto chiste. Como si se tratara de una película de Hollywood –que bien podría dirigir Mel Brooks y hasta protagonizar Will Farrell–, estamos ante la enorme amenaza de tener un gobierno todavía peor, no sólo porque “la caballada está flaca” –como dirían los clásicos–, sino porque podría ser simplemente la copia del modelo anterior. Hoy, los suspirantes buscan con desesperación colocarse en el imaginario de los mexicanos a través de campañas mediáticas dispendiosas y de millones de pesos en obra pública… A la fecha, el caso más sonado del descaro a nivel nacional lo lleva el bisoño gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello que, de acuerdo con un reportaje de José Olmos e Isaín Mandujano en la revista Proceso, “Desde que ocupó la gubernatura ha desplegado una campaña mediática que cada año le ha costado 250 millones de pesos a la depauperada hacienda chiapaneca, asegura la diputada local perredista Alejandra Soriano Ruiz”. Por supuesto, como sabrán los lectores, Velasco se comprometió con la “artista” Anahí, lo que sin duda le ha ganado todo tipo de reflectores. Así y todo, su imagen no es tan conocida como él quisiera; lo que es más, habría que ver si convence a las elites priistas para que pueda ser lanzado en 2018 en alianza con el Partido Verde, su institución de origen, pues solito no llegaría. Y por si fuera poco, también se encuentra en duda su vocación ecologista. Empero, todo ello estará de más si es que la maquinaria decide beneficiarlo. ¿Podríamos pensar que el de 2018 sería el sexenio de la televisora del Ajusco? Bueno, lo dudo; más bien me parece que sería un segundo sexenio de ganancias compartidas entre el duopolio televisivo. Mientras todo eso suceda, nos encontramos bombardeados desde hace meses por mensajes de su partido en el cine y ahora en la televisión que francamente ya nos tienen cansados, pero que no dudo logre ubicarlos en la mente de los electores.

640x480_353997

¿Nueva primera dama? / 4.bp.blogspot.com

Por supuesto, mientras estas fruslerías ocupan espacios mediáticos y provocan discusiones, la ignominia en torno al crimen organizado y los escándalos de abusos de poder y violación sistemática de los derechos humanos en el país seguirán siendo la norma. En 2012 culminé el artículo así:  “Hoy lo que encontramos ya no es la presión del poder a los medios; es al revés. Ahora los medios se asumen como el poder y uno que se puede mercar. Los candidatos y  mandatarios agachan la cerviz en sumisión o franca negociación. Ya ni siquiera los golpes desde el poder crean héroes; más bien cómplices y socios comerciales… Ni hablar, Orson Welles fue profeta y el ciudadano Kane el eterno resucitado”. Este año habrá elecciones, mismas que nos permitirán vislumbrar lo que veremos en 2018. Anticipo que habrá un alto porcentaje de abstención y que todo seguirá más o menos igual: los mismos actores, con los mismos discursos levemente modificados para adaptarse al momento actual y la misma manipulación mediática con la única diferencia de que ahora saben que funciona y funciona muy bien. Ya de límites ni hablamos, no los habrá…

de israelleon

El PRI y los mexicanos…

VIERNES, 09 DE ENERO DE 2015
DIRECTOR FUNDADOR: CARLOS PAYÁN ■ DIRECTORA GENERAL: CARMEN LIRA ■ PUBLICACIÓN PARA PUEBLA Y TLAXCALA

¿Somos mexicanos?

Comparte esta nota:

 08/01/2015 04:00
 Publicado por
descarga

Del Val /laJornada de Michoacán.

En el artículo La identidad mexicana hacia el tercer milenio, publicado primero en 1994 en la revista Memoria Mexicana de la UAM y después recogido en el libro de ensayos México, Identidad y Nación (2004), editado por la UNAM en su Programa Universitario México, Nación Multicultural, José del Val se cuestionaba la supervivencia de la identidad nacional afectada por las múltiples injerencias externas y los embates del nuevo modelo político económico que estaba en boga en el primer lustro de los 90 del siglo pasado. Dicha identidad mexicana, siguiendo a del Val, vendría determinada por tres elementos: “el aztequismo, el priismo y el guadalupanismo”, tres elementos que abarcan los tres elementos fundamentales de la integración nacional de muchos pueblos a saber, un pasado histórico glorioso, un presente –político– heredero de las luchas por forjar patria y una argamasa religiosa de tintes espirituales que termina de consolidar la identidad en torno a “algo” generado por el o los grupos en el poder. “Son importantes –dice del Val– porque los tres han funcionado como muros de contención social, diques estatales que nos han impedido avanzar hacia una democracia real: democracia de interpretación histórica, democracia política y democracia religiosa. Hasta hace algunos años la puesta en duda de uno de estos temas de la identidad nacional era suficiente para acusaciones de traición a la patria”. En efecto, se vivía ese año de 1994 –trágico, qué duda cabe– con la idea de que todo aquello que daba sustento al orden establecido habría de terminar, algunos pensando con ingenuidad que ello traería por fin la salida de los facinerosos del poder y que nuestro país podría entrar en el “tren de la modernidad”; unos pocos callaban expectantes, incrédulos, pero cautelosos… otros, los más radicales, gritaban a todo aquel que quisiera escucharlos que lo que se avecinaba no era solo la caída de un sistema ideológico y de estado, sino el desmantelamiento de lo nacional y el latrocinio disfrazado de liberalismo económico…

En el punto del priismo, del Val apuntaba: “Si bien a nivel formal el PRI sigue obteniendo –con métodos dudosos los guarismos mayoritarios en las elecciones, es razonable afirmar que México está dejando de reconocerse como un país “priista”. (…) Los grupos tradicionales de oposición, los partidos, indican que el problema es el grupo en el poder y ven su sustitución como la solución; el horizonte de recomponer la nación desde el poder es su oferta más acabada. ¿Recomponer la nación con base en los mismos temas que dieron como resultado la nación centralista e injusta que tenemos? No resulta atrayente, y lo que es peor, no se reconoce que los partidos como forma de articulación de los deseos y demandas de los grupos tampoco sean ya una solución”. Hoy, a la distancia, poco más de 20 años después de publicado este artículo podemos afirmar que ni el PRI se fue, ni se quedó, sino que genero una especie de muégano entre los líderes tecnócratas encabezados por Salinas por esos años –adoradores de la globalización y el llamado Nuevo Orden Internacional y los priistas del pasado, ése que ellos mismos decían negar, el de los mapaches, los cochupos y las corruptelas más soeces. El priismo de hoy llegó sustentado en la derrota de Acción Nacional, que no supo gobernar, que usufructuó con los “negocios” públicos y que permitió la escalada de violencia que hoy tiene a nuestro país postrado de dolor. Ese PRI que se suponía muerto siguió latente en municipios y estados, en las Cámaras federales y locales; pactó cuanto tuvo que hacerlo con poderes fácticos y con los partidos diversos hasta que poco a poco logró colarse.

edecan-pri-epn-campaña

Nuevo PRI / 4vientos.net

Hoy gobierna una clase que mucho ha hecho para vulnerar la soberanía y que apoya por decreto y reforma constitucional a televisoras, constructoras y explotadoras de combustibles; de igual manera, una clase que de comprobarse las versiones proyectadas por el semanario Proceso desde hace semanas, reprime, desaparece y dialoga ficticiamente. Empezamos 2015 con un panorama parecido al de diversos pasajes del pasado mismos que hemos querido desterrar desde que tengo memoria. Del Val en ese momento decía que México poco a poco dejaba de ser priista, cosa que creo que de ninguna manera ha pasado. No obstante, como vimos en la cita anterior, la salida de los priistas del poder en 2000 no fue suficiente para que las cosas mejoraran, para que el país fuera más justo, menos corrupto y mejor en todos los rubros. Como dijo Sergio Aguayo con Carmen Aristegui, el mensaje de año nuevo presidencial nos hizo ver un presidente “errático, confundido y contradictorio”; para Denisse Dresser, su presencia es anodina y le falta contundencia ante lo que se requiere en el país; de mi parte considero que lo que se extraña más en los discursos de Peña, como de la elite política actual, es ideología, compromiso real y autenticidad. Ya no creemos nada. En Ayotzinapa fue el Estado; en Tlatlaya fue el Estado; ya cada vez es más difícil ocultar los hechos. Mientras, nuestra identidad es caprichosa: no hemos dejado de ser guadalupanos; aztequistas menos, aunque no sepamos qué demonios significa eso; pero lo que claramente no hemos dejado de ser es priistas pues nos tragamos todo lo que nos da ese partido y su presidente… Qué pena.

de israelleon